Es mejor ser hombre que mujer, porque hasta el hombre más miserable tiene una mujer a la cual mandar. Isabel Allende