Quien se queda mucho tiempo mirando a los sueños termina pareciéndose a una sombra. André Malraux