La mejor manera de mantener tus amigos es no deberles ni prestarles nunca nada. Paul de Kock