Quien ha estado en la Luna ya no tiene metas en la Tierra. Edwin Aldrin