Si amas la vida, ella te corresponderá. Arthur Rubinstein